¿Vives con la enfermedad del hígado graso no alcohólico?

Únase a nuestra comunidad y sea considerado para un ensayo clínico en enfermedad hepática.

Responder la encuesta

¿Qué es la enfermedad del hígado graso no alcohólico?

La NAFLD (enfermedad del hígado graso no alcohólico) es una afección en la que se almacena demasiada grasa en el hígado. Esto no es causado por el consumo excesivo de alcohol. Es posible que al principio no tenga síntomas, pero con el tiempo puede ocasionar problemas graves. Hay dos tipos principales de NAFLD:

  • La esteatohepatitis no alcohólica (NASH) , cuando la acumulación de grasa en el hígado causa inflamación y daño. Esto hace que el hígado no funcione tan bien como debería. Con el tiempo, la NASH puede provocar cirrosis (cicatrización del hígado) o cáncer de hígado.
  • Hígado graso simple (NAFL) , cuando hay acumulación de grasa en el hígado pero no causa inflamación ni daño. La mayoría de las personas con NAFLD no tienen inflamación ni cicatrices.

La investigación clínica está aumentando nuestra comprensión de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y cómo tratarla. Sigue leyendo para aprender más.

Si vive con una enfermedad del hígado graso no alcohólico, nos gustaría saber de usted.

Tomar encuesta

Gracias por compartir con nosotros.


Factores de riesgo

¿Quién está en riesgo de NAFLD y NASH?

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es la principal causa de enfermedad hepática en los Estados Unidos. De hecho, alrededor del 30-40% de las personas en los Estados Unidos tienen NAFLD. Sin embargo, no todas las personas con NAFLD tienen NASH; En los Estados Unidos, NASH afecta a alrededor del 3-12%.

La NAFLD es más común en personas con obesidad y afecciones relacionadas, como la diabetes tipo 2. Los factores de riesgo clave incluyen:

  • Años. Aunque la NAFLD puede afectar a cualquier persona a cualquier edad, el riesgo aumenta con la edad.
  • Etnicidad Los hispanos y los blancos no hispanos en Estados Unidos tienen más probabilidades de desarrollar NAFLD que los afroamericanos. Los estadounidenses de origen asiático tienen más probabilidades que otros grupos étnicos o raciales de desarrollar NAFLD cuando su peso está dentro del rango normal.
  • Obesidad. Ser obeso aumenta en gran medida el riesgo de NAFLD y NASH.
  • Dieta. El NAFLD está relacionado con hábitos alimenticios poco saludables que incluyen dietas altas en fructosa y refrescos, bajas en fibra, altas en carne, grasas saturadas y colesterol, bajas en pescado o ácidos grasos omega-3 o PUFA, y bajas en algunas vitaminas.

Varias otras condiciones también aumentan el riesgo de NAFLD y NASH:

  • Diabetes tipo 2
  • Colesterol alto
  • Triglicéridos altos
  • Síndrome metabólico
  • Hipertensión
  • Resistencia a la insulina
  • Uso a largo plazo de ciertos medicamentos, como el tamoxifeno (modulador de estrógenos utilizado como agente anticancerígeno)

Síntomas y complicaciones

¿Cuáles son los síntomas y complicaciones de NAFLD y NASH?

NAFLD y NASH se llaman enfermedades silenciosas porque las personas pueden no tener ningún síntoma. Al principio, los síntomas principales pueden ser molestias o dolor en la parte superior del abdomen y fatiga.

Los síntomas de NASH incluyen:

  • Fatiga
  • Pérdida de peso (sin razón)
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad
  • Dolor en la parte superior derecha del abdomen.
  • Náusea
  • Vasos sanguíneos en forma de araña
  • Ictericia (una afección que hace que la piel y el blanco de los ojos se vuelvan amarillos)
  • Comezón
  • Hinchazón de las piernas (edema).
  • Confusión mental

Tanto NAFLD como NASH están vinculados a la enfermedad cardiovascular. NASH puede llevar a complicaciones serias que incluyen:

  • Cirrosis hepática (cicatrización)
  • Cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular o CHC)
  • Insuficiencia hepática

Diagnóstico y tratamiento

¿Cómo se diagnostican la NAFLD y la NASH?

Los médicos usan los siguientes métodos para diagnosticar NAFLD y NASH:

  • Historial médico para determinar otras afecciones de salud como colesterol alto o diabetes, historial de consumo de alcohol e historial familiar.
  • Examen físico para verificar si su hígado está inflamado o inflamado, signos de resistencia a la insulina o signos de cicatrización (cirrosis) como ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos)
  • Análisis de sangre
  • Tomografía computarizada
  • Resonancia magnética
  • Biopsia hepatica
  • Fibroscan (alternativa a la biopsia para detectar cicatrices hepáticas por rigidez)

¿Quién trata NAFLD y NASH?

La mayoría de los pacientes con NAFLD y NASH consultan a su médico de cabecera para recibir atención. Los especialistas incluyen:

  • Endocrinólogos (especialistas en sistemas endocrinos que generalmente atienden a pacientes diabéticos)
  • Gastroenterólogos (órganos digestivos y especialistas en hígado)
  • Hepatólogos (especialistas en hígado)

¿Cómo se tratan NAFLD y NASH?

NAFLD y NASH se manejan principalmente con cambios en la dieta y el ejercicio. Actualmente no existe un tratamiento aprobado, pero los siguientes medicamentos se usan para controlar los síntomas o afecciones relacionadas:

  • Sensibilizadores a la insulina como Pioglitazone (Actos) o Rosiglitazone (Avandia)
  • Medicamentos para bajar de peso como Orlistat (alli, Xenical)
  • Nutrientes o suplementos como betaína (cistadano) o vitamina E

Ensayos clínicos : más información

Los ensayos clínicos están ayudando a los investigadores médicos a comprender y tratar mejor la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Encontrar estas respuestas depende de personas como usted para participar.

¿Ha considerado participar en un ensayo clínico para personas con NAFLD o NASH?

Los beneficios potenciales de participar en un ensayo clínico incluyen:

  • Cuidado cercano y monitoreo por parte de un médico y personal del estudio durante todo el estudio.
  • Sin costo para el tratamiento del estudio, pruebas y procedimientos relacionados.
  • Contribuir a nuestra comprensión de las opciones de tratamiento para la enfermedad hepática.

Si desea ser considerado para un próximo ensayo clínico en NAFLD o NASH, complete nuestra encuesta.

Tómese un tiempo para responder algunas preguntas y ser considerado para un próximo ensayo clínico para personas con enfermedad del hígado graso no alcohólico. También lo invitamos a unirse a nuestra comunidad de pacientes .

Tomar encuesta

Gracias por compartir con nosotros.

Si desea recibir una notificación sobre un próximo ensayo clínico, puede inscribirse al final de nuestra encuesta.